Orientación Vocacional. ¿Qué es y cómo puede ayudar el psicólogo?

Orientación Vocacional. ¿Qué es y cómo puede ayudar el psicólogo?

 

Al acercarse el fin del secundario, empieza a aparecer la pregunta “y vos…¿que vas a estudiar?”, “a qué te vas a dedicar?” Se espera que a esa edad, tengamos en claro qué estudiar, qué carrera elegir, que pensemos a largo plazo y, sobre todo que elijamos (de una vez, y para siempre) nuestra vocación, profesión u ocupación. Estos intereses muchas veces nos predisponen a sentir la presión de “tener” que elegir una carrera “para ser alguien” en la vida.

En cada paso que damos en nuestra vida diaria, nos enfrentamos a la necesidad de tomar decisiones y elegir. Lo que puede dificultar o empañar esta tarea son nuestras autoexigencias, las presiones familiares y de nuestro entorno social. Aquí empiezan a aparecer ideas que funcionan como imposiciones: “debo ser exitoso”, “a mis padres les gustaría que me dedique a tal cosa”, etc.

La toma de decisiones consiste en elegir una opción entre las disponibles. Esto significa que siempre que elijamos un camino, hay otros que van a ser descartados. Esto no se refiere a hacer una elección correcta entre otras que no lo son, sino que implica elegir conscientemente desde el conocimiento de nuestros propios intereses, preferencias, deseos, aptitudes, recursos internos y externos y metas personales. De ése modo, no hay forma de “equivocarse”. Siempre que uno elija desde su autoconocimiento y desde su deseo, la elección va a ser la correcta.

En este proceso de autoconocimiento es que es muy importante el acompañamiento de un psicólogo. Este profesional es el que ayuda en un proceso de orientación vocacional a encontrarnos con nuestros deseos, intereses y habilidades, y nos abre el camino hacia la elección de una alternativa que se adapte a cada persona.

 

En estos momentos de agitación y de tanta información, cuesta identificar cuál es el problema que se nos está presentando a la hora de elegir, por eso resulta importante estar acompañado de personas imparciales, que aporten una visión externa y nos acompañe a recopilar datos de ambiente y a generar alternativas que nos pueda guiar a seleccionar un curso de acción.

Es aquí, donde la ayuda técnica de un profesional se vuelve necesaria para transitar de la manera más adaptativa estos momentos, que pueden generarnos más ansiedadesy temores de los que ya tenemos.

Los cursos o talleres de orientación vocacional pueden trabajar de manera individual o colectiva, pero es importante que el profesional ofrezca un seguimiento personalizado centrado en el autoconocimiento y en la toma de decisiones.


Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *