¿Qué es la neuropsicología?

¿Qué es la neuropsicología?

 

En los últimos años comenzaron a escucharse nuevos conceptos relacionados al campo de las neurociencias, Neuropsicología es uno de ellos; ¿a qué se refiere este término?
La neuropsicología es una disciplina que estudia la relación entre el cerebro y la conducta. Se ocupa del estudio de las funciones cognitivas, es decir, los procesos mentales que nos permiten recibir, seleccionar, almacenar, transformar, elaborar y recuperar la información del ambiente. Algunas de estas funciones son:
Atención: nos permite seleccionar del entorno los aspectos que son más relevantes y que sirven para alcanzar un objetivo;
Orientación: nos permite ubicarnos en el espacio y el tiempo;
Memoria: nos sirve para aprender, almacenar y evocar la información;
Funciones ejecutivas: planificación, secuenciación y ejecución de actividades, así como la capacidad de tener un pensamiento flexible y abstracto;
Lenguaje a través del cual nos comunicamos, e incluye aspectos receptivos y expresivos;
Percepción a partir de la que reconocemos y diferenciamos estímulos, por ejemplo, cuando percibimos caras u objetos conocidos.

Uno de los ámbitos de intervención más importantes en Neuropsicología es la evaluación neurocognitiva. Ésta evaluación es realizada por un psicólogo con formación especializada y tiene como objetivo principal describir el funcionamiento cognitivo del paciente. A través de ella pueden determinarse los aspectos afectados y preservados e inferirse la presencia de cambios en el desempeño cognitivo que puedan estar relacionados con alguna afectación del cerebro.

¿Cuándo es necesario hacerse una evaluación neuropsicológica?
Se recomienda en situaciones en las que se sospeche sobre la existencia de algún déficit cognitivo o de conducta relacionado con el cerebro, especialmente en los siguientes casos:
Problemas de memoria, atención o lenguaje.
Daño cerebral adquirido (ACV, traumatismo de cráneo, infecciones del sistema nervioso central, encefalopatía tóxica, tumores cerebrales, o hipoxia)
Enfermedades degenerativas (Alzheimer, Parkinson, Huntington, esclerosis múltiple)
Condiciones médicas que afecten el funcionamiento del sistema nervioso central (enfermedad cardiovascular, renal, hepática, desórdenes respiratorios y enfermedad de Lyme)
Déficit de atención con o sin hiperactividad, trastornos de aprendizaje, y otros problemas conductuales y académicos.
Condiciones psiquiátricas con un alto índice de riesgo de afectación cerebral (alcoholismo crónico, esquizofrenia)
Identificación y descripción de habilidades cognitivas en la preparación para una neurocirugía, incluyendo mediciones post-quirúrgicas.

¿En qué consiste esta evaluación?
La evaluación neurocognitiva generalmente comienza con una entrevista acerca del motivo de consulta, datos personales, antecedentes familiares significativos, enfermedades previas, nivel de autonomía en la vida diaria, afectividad, entre otros. Luego se aplican una serie de test para evaluar las funciones cognitivas, y cuestionarios a través de los que se valoran aspectos conductuales y emocionales.
En muchos casos se incluye una entrevista con un familiar o allegado, siendo la información que aportan fundamental para la elaboración del perfil cognitivo, sobre todo en casos donde el afectado no es consciente de que sus funciones intelectuales se han visto alteradas.
Los resultados de la evaluación neuropsicológica se integran con los de la historia clínica y las pruebas complementarias para llegar a un diagnóstico preciso y plantear una intervención o tratamiento posterior adecuado.
A partir de esto, se diseña un plan de tratamiento que apunte a mejorar el funcionamiento de los procesos cognitivos, emocionales y conductuales de la persona y a potenciar su autonomía en la vida diaria, lo que se llama una rehabilitación neurocognitiva. Los fundamentos científicos de la rehabilitación neuropsicológica se basan en el concepto de la plasticidad cerebral, que significa que el cerebro tiene la capacidad de reorganizarse creando nuevas conexiones entre las neuronas.
La Neuropsicología, junto con otras disciplinas, pretende contribuir a perfeccionar el diagnóstico, el tratamiento y la orientación acerca del daño cerebral, facilitando la mejora en la calidad de vida de las personas que lo sufren.


Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *